¿Hablamos? 951385615      profesionales@contalento.es     

Blog

5 consejos para conectar con nuestro entrevistador

Supongo que estaréis hartos de leer consejos o aspectos relacionados con el empleo y las entrevistas de trabajo. Incluso, en muchos casos, seguro que nos repetiremos.

Pero el problema está, en que como día tras día hago entrevistas y, me sigo encontrando que se siguen cometiendo los mismos errores, me sale la vena orientadora. Por lo que me gustaría poner a vuestra disposición, algunos de los aspectos que más valoro durante un proceso de selección y que, muchos de mis compañeros de profesión, comparten.

En este caso, son únicamente 5 consejos. Ni más, ni menos. Posiblemente habrán muchos más, pero para mi gusto, estos son de los más imprescindibles si queremos conectar con nuestro entrevistador y posicionarnos entre las primeras opciones de elección en una entrevista de trabajo.

No somos conscientes de nuestros contenidos en redes sociales. Cada vez más, los entrevistadores hacemos búsquedas directas de candidatos y usamos las redes, para detectar candidatos.

Bien sea para leer su perfil, analizar sus contactos, ojear los comentarios o ver sus fotografías, por lo que tendremos que tener cuidado con lo que decimos o hacemos, ya que podemos estar alejando a un entrevistador de nuestro lado, sin que nos demos cuenta.

Me he encontrado casos de personas irrespetuosas, intolerantes, poco solidarias, irresponsables, etc. Y únicamente me ha bastado unos minutos para llegar a esa conclusión y pasar a otro candidato/a, tras leer sus comentarios, ver sus fotografías, o distinguir como se comporta en un foro.

En este caso, la recomendación pasa por que seamos uno mismo/a, pero siempre cuidando nuestros comentarios, sin bajar la guardia, dando muestra siempre de nuestra profesionalidad, con criterio y con sentido común.

Y sí, es cierto que puede que no sea justo sentirse tan observado. Pero si nos molesta basta con restringir el acceso de lo que ven nuestros contactos o, en caso que no sea posible, lo único que nos queda es no estar.

La entrevista comienza mucho antes de lo que creemos. Por lo que “el contador” se pone a cero desde el instante que el entrevistador da el paso  y contacta con nosotros. Y, señores, debemos estar preparados para ese primer contacto, bien sea por teléfono, mensajería interna de una red social, Whatsup, Skype o Hangout.

Antes esperábamos una llamada de teléfono, ahora ya no es necesario. El entrevistador buscará el método más rápido, cómodo y accesible, para contactar con su entrevistado, siendo skype y hangout, de los más deseados, por sus múltiples ventajas que tiene para un primer contacto (poder analizar la comunicación no verbal de un candidato, no tenerte que desplazar en caso de pertenecer a otra localidad del entrevistador, valorar sus competencias digitales, etc.).

El consejo en este caso, pasaría por habituarnos en el uso de dicha herramienta y, hacer uso de las mismas, en nuestro día a día, con amigos, familiares, etc. para así sentirnos cómodos con las mismas. Por otro lado, nos comportaremos de la misma manera como si de una entrevista presencial se tratara, estando atentos a las preguntas realizadas por el entrevistador y resaltando nuestros puntos fuertes como candidatos al puesto de trabajo.

El currículum, no lo es todo,… pero no nos empeñemos en no cuidarlo. Lo mismo que no pega una misma corbata para cualquier traje, no podemos tener un currículum para todo. Y, señores, los orientadores están hartos de decíroslo, pero parece que este consejo cae en saco roto… pues nada, señores, a seguir autodescartándose porque se quieren currículums adaptados a cada oferta de trabajo.

Mi consejo, en este caso, es que se lo pongáis fácil al entrevistador. Por lo que aquí me pararé un poco y os detallaré algunos puntos importantes a tener en cuenta.

  • El currículum, cuanto más actualizado, claro y sencillo… mucho mejor. No lo liemos con información que no sea de interés, que no sirva (curso de Windows 95) y que, en vez de ayudar, nos pueda confundir.  Tampoco dar información con datos incompletos (sin fechas de inicio o finalización), mal ordenados y con falta de ortografías.
  • Usad foto. Sobre esto, no quiero ser pesado, pero por favor, para un proceso en España, foto. Empatizaremos con el entrevistador.
  • Si tenéis presencia en redes sociales, ponedla. Se agradece.
  • Enfocado a lo que el puesto requiere.

Otro clásico de la orientación, no haber estudiado a lo que se dedica la empresa a la que me presento a la entrevista. Esto es, como el que va a ver a un cliente, y no sabe ni la calle en la que se encuentra ni a lo que se dedica… así vamos a vender un colín. Y pongo este ejemplo, porque por desgracia sigue ocurriendo en mil y una ocasiones.

Mi consejo en este caso pasa por no solo estudiar a “mi cliente”, sino el haber trabajado la entrevista con anterioridad y en conciencia. El haber pedido referencias, haber analizado sus productos y, proponer puntos de mejora o alternativas a como realizar las cosas de manera más eficaz y productiva, siempre agrada a cualquier entrevistador.

Durante la entrevista, sed vosotros mismos, con confianza, sin pasarnos, pero tampoco quedándonos cortos.

Tenéis que recordar que estáis en un proceso de venta personal y que, debe ser el entrevistador el que os compre, por lo que la empatía y la comunicación, va a jugar un papel muy importante. Ah! Y como estamos hablando de venta, pensad que a nadie le gusta las ventas agresivas.

El consejo en esta parte pasar por escuchar mucho, pero sin parecer que os deben sacar las palabras con un sacacorchos. Y, siempre que habléis, dad muestras de vuestra experiencia, originalidad, capacidad de trabajo y logros. 

Share with friends   

Comments 0

Deja un comentario