¿Hablamos? 951385615      profesionales@contalento.es     

Blog

La desvinculación laboral: otro reto para las empresas

la_desvinculacion_laboral

La verdad es que llevo toda la semana pensado el tema sobre el que escribir este mes, varias fueron las opciones que surgieron, pero el viernes por la tarde me decidí por un aspecto de los recursos humanos que, a pesar de no tener la presencia que debería, mantiene una importancia crucial en la gestión de personas: La desvinculación laboral.

Este viernes pasado, ya bien entrada la tarde, tuve conocimiento de dos despidos (véase que digo “despidos” y no “desvinculaciones”) que tendrían lugar en ese mismo momento, y por lo tanto, las personas en cuestión tendrían conocimiento de que su relación laboral con las empresas correspondientes finalizaban el mismo fin de semana.

A mi cabeza vinieron varias reflexiones… Si tan importante es para una organización la selección e incorporación de nuevas personas y talento ¿por qué la desvinculación posterior de estos trabajadores se hace tan “a la ligera”?

Que la desvinculaciones es “poco agradable” tanto para la persona despedida como para la que lo hace, es un hecho innegable; el momento de la comunicación, así como todo el proceso posterior (en algunos casos incluso el periodo de tiempo previo a la comunicación), supone una situación en que las emociones se encuentran a muy presentes, pero en la mayoría de las ocasiones, obviando este hecho, se trata de que sea un instante lo más breve posible.

Si bien es cierto que la actual situación del mercado de trabajo obliga a que la desvinculación laboral sea una constante en muchas empresas, si no se gestiona de forma acertada, las consecuencias pueden ser muy negativas, no solo para el trabajador que abandona la organización y que evidentemente es el más perjudicado; sino también para el superior o directivo a quien puede suponer una elevación de su nivel de estrés; para la empresa, que puede perder imagen hacia el exterior a la vez que compromiso e identificación por parte de sus empleados; y para éstos últimos, los miembros del equipo de la persona despedida, que se verán probablemente reflejados en su compañero.

Consecuentemente; la gestión de un proceso de desvinculación debe tener en cuenta, no solo a la persona que se va, sino también a las personas que se quedan en la empresa que recordaran a quien se va y sobre todo… COMO SE VA.

La tendencia de trabajo por proyectos, hace de todo este tema de la desvinculación, un eje fundamental en la gestión de los recursos humanos en las empresas, desde esta perspectiva la entrada y salida de trabajadores en la empresa es continua, lo que lleva a contemplar la “transición” de los recursos humanos en la compañía, como una parte estratégica de la función de los recursos humanos; tratando en todo momento que se produzcan con el mínimo impacto posible tanto para las personas que se quedan como para los clientes y proveedores.

Una gestión integral de los recursos humanos, implica que se debe hacer desde la selección hasta la desvinculación de las personas que forman parte del equipo de trabajo.

Más arriba hacia mención a la diferencia entre “desvinculación” y “despido” y es que efectivamente son conceptos diferentes. Mientras que el despido supone simplemente la rescisión de un contrato por decisión de la empresa, la desvinculación es un concepto más rico que incluye la transición fuera de la organización del trabajador que puede producirse por voluntad de la empresa o del trabajador. Una desvinculación conlleva todo un proceso.

La desvinculación pues puede producirse por diferentes motivos, desde aquí vamos a ver el proceso desde la perspectiva de la organización y éste debe basarse en las siguientes premisas:

1. Debe producirse por motivos claros y estos han de ser estrictamente profesionales. La selección ha debido justificar adecuadamente en su momento la incorporación del trabajador, y su salida debe basarse en evaluaciones del desempeño, motivos disciplinarios u objetivos.

2. Debe hacerse mediante una entrevista en la que comunicar la noticia, los motivos y el procedimiento a seguir en este caso. Esto ha de tener lugar en el menor tiempo posible, evitando formatos de cartas o similares.

3. Evidentemente no está prohibido despedir, pero si debe ser la última opción. Hay que tener en cuenta que estamos hablando de personas y que la desvinculación conllevará situaciones emocionalmente negativas que se deben gestionar adecuadamente.

La entrevista de despido debe ser estructurada y perseguir unos objetivos:

1. Reducir el shock que supone, por lo que debe ser controlada y preparada a tal efecto.

2. Salvaguardar la imagen y reputación de la empresa, minimizando las consecuencias negativas tanto externas como internas.

3. Reducir la tensión así como la sensación de culpa de las dos partes implicadas.

4. Acumular información valiosa para el futuro de la compañía.

5. Conocer a la persona que se marcha de la empresa, tanto personal como profesionalmente.

6. Estar preparado para todas las preguntas que le vendrán de repente a la cabeza a la persona.

7. La entrevista debe realizarla el superior inmediato con la asistencia de recursos humanos, siendo positivo en este aspecto entrenar a la persona encargada de hacer la comunicación.

8. La entrevista debe hacerse un lunes o un martes, Y NO UN VIERNES, de esta forma tendremos tiempo de cerrar todo el proceso y realizar las acciones posteriores a la entrevista (cierre de cuentas de correo, recogida de documentos…). A demás debe ser a primera hora para tener tiempo de reacción y solucionar problemas que puedan surgir.

9. Evitar fechas señaladas de la persona y vísperas de vacaciones.

10. Tener un plan de comunicación para todas las personas de la organización que tienen relación con el despedido; compañeros, clientes y proveedores.

Por último, un recursos con el que cada vez cuentan mas empresas a la hora de realizar desvinculaciones es el outplacement conselling, servicio que permite la transición de una empresa a otra en un breve periodo de tiempo y en condiciones similares a las que tenía en su organización inicial mediante la asistencia de un especialista en búsqueda de empleo. Que puede hacer el proceso menos doloso.

“En la vida, lo que a veces parece un final, es realmente el comienzo de algo nuevo”

Post publicado por Diana Olivares en La Nueva Ruta del Empleo.

http://www.lanuevarutadelempleo.com/Noticias/la-desvinculacion-laboral

Foto: pixabay.com

Share with friends   

Written by

The author did not add any Information to his profile yet

Comments 0

Deja un comentario