¿Hablamos? 951385615      profesionales@contalento.es     

Blog

¿En qué fallamos en una entrevista de trabajo?

Es una de las preguntas que más nos hacen tanto los candidatos que han participado en un proceso de selección, los asistentes a conferencias nuestras de empleo y, como no, los clientes con los que trabajamos reorientación profesional. Y, la realidad, puede ser por diversos motivos.

 Pero si tuviera que elegir una de las causas principales diría que fallamos en llamar la atención y enamorar al entrevistador. Pensad que la entrevista es como si fuera una seducción o, si lo preferís, como una venta.

 Siempre que digo esto, muchos son los que se ponen las manos en la cabeza cuando dicen que “entonces, se lleva el gato al agua aquél que, siendo incluso peor producto que otro, ha sabido venderlo mejor”. Pues, en muchas ocasiones, si.

 Aunque no penséis que los seleccionadores somos “tontos” y nos hemos encargado de hacer un trabajo previo de analizar el perfil, analizar competencias, pedir referencias y observar. Como decía hará un par de meses en una conferencia en la Universidad de Córdoba en la que pude compartir ponencia con el Director de HR de Carrefour en España Arturo Molinero, los seleccionadores somos buenos muy observadores y hemos desarrollado una “intuición” especial analizando perfiles.

Así pues, son muchos los perfiles que se quedan fuera por no haber aprovechado esos 30-40 minutos que suele durar una entrevista personal. Que no han sido capaz de “encandilar” y mostrar lo bueno que son.

Si tuviéramos que trazar un perfil tipo de estos profesionales que se quedan “fuera” por este motivo, podemos decir que son personas, en general de carácter introvertido, que no les suele gustar el destacar, que no han desarrollado mucho sus habilidades sociales y, en especial, con problemas de comunicación y de valoración personal (personas que se valoran poco y desconocen el talento que tienen).

La buena noticia es que todo esto se puede corregir y trabajar. Es decir, que se puede aprender y modificar con formación. Todo pasa por saber dónde están estos puntos débiles, saber por qué ocurre y, como no, establecer un plan de trabajo y entrenamiento individualizado para obtener el resultado que queremos: ser elegidos en la entrevista.

 

Share with friends   

Comments 0

Deja un comentario