¿Hablamos? 951385615      profesionales@contalento.es     

Blog

Igualdad en la empresa: intenciones y planificación

man-101001_960_720

En esta ocasión desde ConTalento queremos hablar de igualdad en la empresa, y a pesar de lo mediático de la noticia de la pasada semana sobre una diputada que acudió al Congreso en compañía de su bebe, no van por ahí los tiros. Respetando opiniones, posiciones y tendencias en cuanto a la crianza y la maternidad, no entraremos en esta discusión, ya que la Igualdad en la Empresa va mas allá de la maternidad e incluso de las mujeres; la igualdad implica, por definición, a ambos sexos relacionados entre si de forma interdependientes.

Para las empresas con plantillas de más de 250 personas, los planes de igualdad son una obligación legal, pero ¿qué ocurre con las organizaciones que por ley no están obligadas a establecer planes de igualdad? Pues en este caso, dependerá de la intención e interés de la dirección en asegurar a sus trabajadores y trabajadoras un entorno laboral en el que la igualdad de oportunidades sea un hecho que impregne a toda la empresa.

Ahora bien, algunas empresas guiadas más por impulsos bien intencionados que por las necesidades de la organización, de sus empleadas y de sus empleados, instauran costumbres, tendencias y, por qué no decirlo así, “acciones de igualdad”, que a pesar de cómo decimos, buscar el buen hacer en cuanto a igualdad se refiere, no son más que palos de ciego que, aunque efectivamente, no son negativos, si que pueden quedarse en pequeñas pinceladas frente a la posibilidad de un plan general que, tal y como decíamos más arriba, bañe toda la empresa de la necesaria igualdad de trato y oportunidades que requiere el mercado laboral.

La flexibilidad en los horarios laborales, los programas formativos, los procesos de selección, y todo un sinfín de acciones relacionadas con la conciliación, deben llevarse a cabo en toda empresa comprometida con la igualdad, pero también éstas deben ser conscientes, de que un plan de igualdad no radica únicamente en la conciliación, un plan de igualdad de una empresa tiene una serie de pasos y acciones que harán que cada una de las actuaciones puestas en marcha sean justamente las acciones que esas empresa, y no otra, necesita para llevar la igualdad entre sexos de forma efectiva entre las personas que trabajan en ella. Por ello, un plan de igualdad debe surgir de un diagnóstico previo, en el que detectar las necesidades, características e idiosincrasia de la compañía, y que sirva de punto de partida para la definición de los objetivos y la planificación de las acciones que se pondrán en marcha.

El Plan de Igualdad de una empresa, antes de su puesta en marcha, incluso de realizar el diagnóstico, requiere de unos puntos imprescindibles sin los cuales podemos tajantemente asegurar que no tendrá éxito:

  1. El compromiso de la dirección de la empresa con la Igualdad. Que debe quedar reflejado en un documento escrito.
  2. La creación de un Comité de Igualdad, en el que participen representantes de la dirección como de la plantilla, y que será el órgano responsable en materia de igualdad.
  3. La puesta en conocimiento y participación activa de todas las personas trabajadoras de la compañía.
  4. Contar, ya sea de forma interna o externa, con el asesoramiento de profesionales expertos en materia de igualdad.

Un Plan de igualdad, implica mucho más que poner en marcha medidas de conciliación; la igualdad debe estar presente en “TODA” la organización, en su misión, visión y valores, documentos de comunicación interna y externa, en los planes estratégicos, sus políticas y procesos, en sus códigos de conducta, etc… Además, un buen plan de igualdad, va destinado no solo a actuar, sino también a prevenir, para ello, y siguiendo recomendaciones legales, las empresas comprometidas con la igualdad, deberán contar con “protocolos de actuación frente al acoso sexual y por razón de sexo” y “protocolos de comunicación de situación de embarazo”.

En definitiva, Un Plan de Igualdad en una empresa, es un documento en el que, partiendo de las intenciones de la dirección y basado en un diagnóstico riguroso de la situación de partida, se recogen toda una serie de actuaciones de acción y prevención, con la finalidad de incorporar la igualdad entre sexos a la gestión diaria de la empresa, eliminando desequilibrios entre hombres y mujeres, asegurando el respecto al principio de igualdad de trato y oportunidades entre hombres y mujeres, favoreciendo en términos de igualdad entre hombres y mujeres la conciliación y previniendo el acoso sexual y por razón de sexo.

 

Diana Olivares

Consultora de RRHH y Orientación

Share with friends   

Written by

The author did not add any Information to his profile yet

Comments 0

Deja un comentario