¿Hablamos? 951385615      profesionales@contalento.es     

Blog

No estamos locos, somos millennials

AAEAAQAAAAAAAAg9AAAAJDFmYTU0ZGE3LWU4MmEtNGM3ZS04NDkyLWQzMGU1M2U5MTRhYg

Independientes, descarados, hiperconectados, insensatos, ególatras, ambiciosos, optimistas, críticos, sociales, participativos, etc. Estos son algunos de los calificativos utilizados para describir a una de las generaciones mejor prepaparadas de la historia y a la vez más castigadas por la situación económica mundial. Para ellos la tecnología forma parte de su día a día y las fronteras únicamente existen en los mapas. Las redes sociales son su medio natural y su forma de entender el trabajo ha provocado una brecha con generaciones anteriores.

Algunos los tachan de locos y de no estar dispuestos a asumir determinados sacrificios, mientras otros los ven como el futuro, como la generación que ha llegado para cambiar las cosas y no por ser mejores ni peores que las generaciones anteriores sino más bien porque su forma de entender el entorno en el que se mueven es radicalmente distinto. Se mueven como pez en el agua en los medios digitales y las redes sociales no les suponen ningún reto. Han aprendido que el amor a la empresa para toda la vida ya no existe y no están dispuestos a que nadie les coarte su libertad y sus ganas de crecer profesional y personalmente.

“Independientes, descarados, hiperconectados,

insensatos, ególatras, ambiciosos, optimistas,

críticos, sociales, participativos, etc.”

La titulitis y las medallas no les interesan, para ellos el trabajo es sólo un medio y no un fin. Sus prioridades son otras. Su futuro y su felicidad no dependen de un contrato indefinido o de un coche de empresa. Su trabajo está aquí o allí, en aquel lugar donde le permitan crecer y satisfacer sus necesidades de crear y contribuir. Este es uno de los principales handicap con los que se encuentran cuando llegan a empresas donde la mentalidad aún no ha evolucionado hasta estos niveles. Por eso muchos de estos grandes talentos huyen de nuestro país en busca de entornos más receptivos a esta nueva forma de entender el trabajo y la vida.

La situación que se presenta es cuanto menos desafiante. Las empresas deben adaptarse a esta nueva forma de entender el mercado laboral, más flexible aunque también más precaria, pero al fin y al cabo adaptada a lo que las nuevas necesidades van solicitando. Ya vamos viendo pequeños amagos de flexibilidad aunque el trabajo que aún queda por hacer es mucho. Los millennials han recibido una herencia compleja y pese a que se las han dado todas las facilidades posibles para optar a un futuro brillante, la sombra de la crisis es alargada. Dicen que fue algo que nada ni nadie podía suponer pero lo cierto es que las consecuencias las están sufriendo especialmente esta generación joven y sobradamente preparada. Cada generación se enfrenta a una serie de circunstancias que la marcan y definen. Esto ha hecho que a los integrantes de esta generación se le hayan achacado una serie de comportamientos o actitudes (para muestra la portada de Time que ilustra este post) que para nada se corresponden con la realidad o al menos de forma mayoritaria.

“Se mueven como pez en el agua en los medios digitales

y las redes sociales no les suponen ningún reto”.

En definitiva, permitamos a esta generación millennials demostrarnos todo lo que tienen y son capaces de hacer, permitamos que nos empapen con su espítiru tecnológico, con su manera de entender la empresa, con su forma de entender el trabajo, con su manera de entender el mundo y las relaciones sociales. Dejemos que nos demuestren que están preparados para cambiar el mundo, dejemos que nos demuestren que nos están locos, que simplemente son diferentes, simplemente millennials.

Puedes leer este y otros post en el blog de nuestro compañero Alejandro Durán www.alexdurana.com o vía Twitter @alexdurana 😉

Alejandro Durán

Director de Proyectos

CONTALENTO Recursos Humanos

Share with friends   

Written by

The author did not add any Information to his profile yet

Comments 0

Deja un comentario