¿Hablamos? 951385615      profesionales@contalento.es     

Blog

Segunda oportunidad


A España ya no sólo se la conoce por ser la tierra del sol, la paella y los toros sino, por desgracia, por ser la tierra del desempleo y la baja autoestima. Cualquier español que se precie conoce, tiene un amigo o un familiar parado. O, sin ir más lejos, el mismo, se encuentra en situación de desempleo.

Y ya da igual de quién sea la culpa. Gobiernos, políticos, empresas, … es lo mismo. Será por que la cosa va cada vez a peor. Por eso pienso que, las compañías y profesionales que nos dedicamos al campo de los recursos humanos, agencias privadas de colocación, la formación privada y el desarrollo personal tenemos mucho que decir y que aportar en estos momentos tan duros para nuestra sociedad. Es el momento de actuar y de echar abajo muchos estereotipos; de cambiar pensamientos antiguos y adaptarnos a los tiempos actuales.

Para empezar por algún lado, quiero compartir con todos vosotros una reflexión y denunciar actuaciones llevadas a cabo por algunas empresas y profesionales que se dedican a prestar servicios de selección y búsqueda de personal y que, bajo mi punto de vista, me parecen erróneas. Ante igualdad de condiciones se están priorizando la selección de candidatos que estén trabajando ante candidatos desempleados, descartando a estos últimos del proceso por el simple hecho de llevar tiempo en paro. Con éste tipo de acciones, estamos negando la oportunidad de reincorporarse al mercado laboral a un sin fin de magníficos profesionales que se han encontrado, de la noche a la mañana, en la calle.

Hablo de personal formados, preparados, con amplia experiencia en su sector, que llevan más de un año buscando trabajo, no de un marginado del empleo. Son muchos los que, mientras se encontraban en ésta situación, la han aprovechado para reciclarse en otra actividad en busca de una segunda oportunidad. Por todo ello, estas personas no creo que deban ser consideradas como “paradas” y, para mi tienen un valor especial en una entrevista de trabajo.

Yo me he encontrado varios luchadores y luchadoras que han tenido que improvisar y adaptar sus vidas ante la nueva realidad que les ha tocado vivir; personas con gran resiliencia que han tenido que aprender a sobrevivir y a reinventarse ante el empleo, con lo que ya para mí, tienen un plus extra. 

Así que, no seamos tontos y valoremos a todos los candidatos por igual como simples trabajadores (en activo actualmente o no). Que los criterios a puntuar sean sus conocimientos, capacidades, experiencia y actitudes ante un puesto a desarrollar y no el tiempo que llevan sin encontrar trabajo.

Aportemos y no restemos en el empleo.

Share with friends   

Comments 2

Deja un comentario