ConTalento Consultoría Formación Selección Empleo Nuestro equipo Blog Contacto

Evaluación de desempeño: allá que voy

Cuando escuchamos evaluación del desempeño o del rendimiento parece que algo en nuestro interior hace saltar todas las alarmas y nos entra el pánico y, en ocasiones, el bloqueo:

  • ¿Por qué quieren evaluar ahora nuestro desempeño?
  • ¿Estarán planteando una reducción de plantilla? ¿Está mi puesto en peligro?
  • ¿Sentirán que no soy lo suficientemente eficaz?

Estas son solo un ejemplo de preguntas que se nos pueden pasar por la cabeza en ese momento y son completamente normales, más aún si es la primera vez que deciden realizarla en la organización en la que estamos trabajando. 

No te voy a engañar y decirte que estos miedos no se puedan hacer reales porque dependen de muchos factores, pero lo que sí es cierto es que en la mayoría de ocasiones no hay ningún objetivo oculto tras ellas, ni planean sacarte los colores con tu trabajo, ni buscan una excusa para poder echarte algo en cara; simplemente la dirección necesita saber qué rumbo está tomando la organización, si se están cumpliendo los objetivos planteados para ese año, si la plantilla está a gusto y relajada, qué ambiente hay en los equipos y, en general, obtener una fotografía o feedback real de su plantilla. 

Por ello, debemos enfocar estas evaluaciones como una oportunidad para mostrar nuestros logros y no como un desafío donde únicamente se van a juzgar nuestros errores. Recuerda que todo depende de la perspectiva con la que enfoquemos las cosas, así que respira y aplica estos tips que te dejamos en la siguiente imagen:

  1. Prepara previamente una lista, documento, excel, etc. con toda aquella información y temas que consideres necesarios abordar. Aunque debas enfocar la evaluación desde tus logros, no te olvides de que no todo lo que reluce es oro, así que también debes reconocer aquellos desafíos o puntos a mejorar que consideres. Siempre desde una perspectiva positiva y no desde el derrotismo. Entiéndase este concepto como mostrar una actitud negativa y sin objetivo de mejorar esos puntos. 
  2. Mantén el ánimo, estate alerta y dispuesto a dialogar. Ten en cuenta que en estas evaluaciones la dirección lo que busca es conocer tu visión y cómo te sientes, pero no soltarte un monólogo, así que enfócalo como una conversación tranquila y relajada y los temas irán fluyendo. 
  3. Sé sincero@ con lo que crees que se debería mejorar. Sí, este punto puede asustarnos un poco más porque nos cuesta hacer una crítica a la empresa, pero piensa que en las evaluaciones de desempeño es en el único momento donde la dirección te va a preguntar directamente por estos temas y, por tanto, hay un objetivo detrás: mejorar el funcionamiento y la organización interna. 
  4. Aprende a aceptar las críticas. Tampoco vamos a engañarnos…las críticas en este proceso van a salir, eso sí ¡constructivas, siempre! Por tanto, procura no ofenderte ni sentirte atacado, sino que debes tomarte dichas críticas como una oportunidad para mejorar tu desempeño y subir otro escalón más en tu desarrollo profesional.

Este post tiene como objetivo mostrar la perspectiva de la persona que se enfrenta a una evaluación de este tipo, pero sirva también de conocimiento para que las organizaciones que se plantean realizar una tengan en cuenta que su plantilla puede reaccionar negativamente ante ellas. Para que esto no pase… ¡Comunicación, comunicación y más comunicación!

Si quieres darle un empujón a tu organización y motivar a tu plantilla a desarrollarse y alcanzar los objetivos estaremos encantad@s de ayudarte a través de profesionales@contalento.es 

¡Hasta la próxima!

María Jiménez Serrano

Consultora de Formación y Selección


Etiquetas: , , , , ,


USO DE COOKIES

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación, conforme a nuestra Política de cookies. Si continúas navegando, aceptas su uso.