ConTalento Consultoría Formación Selección Empleo Nuestro equipo Blog Contacto

La rueda del feedback… ¿Giramos?

¿Qué sueles hacer cuando sabes que tienes que dar feedback a alguien de tu equipo pero no sabes cómo hacerlo?

En ocasiones, cuando hemos impartido formaciones sobre soft skills nos hemos encontrado en la tesitura de que, por lo general, estamos muy equivocadas sobre el proceso de dar feedback. Mira que de este tema hay posts, vídeos y opiniones a montones y se habla mucho pero muuuuucho de él, pero aún así se suele entender que el feedback consiste en hacer ver a la otra persona lo mal que hace su trabajo o los fallos que comente: ERROR.

También encontramos las típicas preguntas o afirmaciones de…

¿Cómo voy a dar feedback yo si no tengo tiempo ni para hacer mi trabajo como para centrarme en el de otra persona? 

Un error muy común es achacarlo todo al tiempo… ¿De verdad no tenemos ni 5 minutos para hablar con un/a compañero/a? Es normal que vayamos como las balas y que todos los proyectos que tengamos en la manga sean para ayer… pero dedicar unos 5 o 10 minutos a comunicarnos con otra persona viene bien a ambas partes. 

Es que si doy feedback seguramente este se convierta en mi contra y la otra persona me recrimine algo.

¡Eso es porque no sabemos dar feedback! El feedback bien dado (feedback constructivo) no tiene por qué hacer sentir a la otra parte ofendida, todo lo contrario. Y, si por circunstancias de la conversación, esa persona decide devolver el feedback (constructivo también, ojo) ten por seguro que te ayudará a mejorar tu rendimiento y desarrollo profesional.

¿Eso no debería hacerlo únicamente la dirección o altos cargos de la empresa?

Cierto, al final son las personas responsables de equipos las que deben proporcionar un feedback más amplio a las personas implicadas, pero eso no quita que como compañeros y compañeras no podamos darnos feedback cada cierto tiempo para conocer cómo se está percibiendo nuestra evolución, cómo trabajamos con determinadas personas, cómo podemos mejorar en X aspectos, etc. por parte de las personas con las que trabajamos de una manera más cercana, directa y continua.

¿Y qué gano con el feedback?

Tanto tú como la persona que lo recibe como la empresa ganáis de una forma u otra, por ejemplo, mejora la comunicación interna y aumenta la productividad.

Aclaradas un poco algunas de las dudas que suele generar este proceso, me gustaría que viéramos el feedback como una rueda que va girando en torno a la comunicación y nos hace seguir avanzando. Veámoslo con más detalle en la siguiente imagen:

Este tema da para mucho y aprender a gestionar el feedback, tanto para darlo como para aceptarlo, requiere tiempo y dedicación. Desde ConTalento ponemos a tu disposición formaciones en materia de soft skills donde abordamos este tema, así como otras competencias varias necesarias para el feedback.

¡¡Hasta la próxima!!

María Jiménez Serrano

Consultora de Formación y Selección


Etiquetas: , , , , ,


USO DE COOKIES

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación, conforme a nuestra Política de cookies. Si continúas navegando, aceptas su uso.